Jerusalén. Ruta cristiana y Monte de Sión.

 

Comenzamos en el Monte de los olivos por la capilla de la Ascensión, está pequeña capilla de forma octogonal es de la época bizantina, posteriormente fue custodiada por los cruzados y Saladino construyó una mezquita anexa. Dentro de la capilla se encuentra una piedra en el que según el evangelio de Lucas Jesucristo ascendió al cielo, dicen que en el suelo de piedra está marcada la huella derecha del pie de Cristo, yo por más que miré no la pude distinguir, la huella izquierda fue arrancada y trasladada a la Mezquita de Al-Aqsa para su culto.

 

 

Seguimos calle abajo y llegamos a Eléona, en el siglo III Helena, la madre del emperador Constantino mandó construir una basílica en recuerdo de los discípulos, al poco tiempo se hizo un convento y en el siglo VII tras la invasión los persas quedo destruida. Desde el siglo IX y según el evangelio de Lucas se cree que en este lugar fue donde Jesucristo enseñó el Padre Nuestro a sus discípulos, los cruzados hicieron una pequeña capilla y colocaron una placa de mármol con la oración, llegaron las tropas de Saladino y la capilla volvió a ser destruida. En el siglo XIX la princesa Tour d’Auvergne en este lugar funda el convento del Pater Noster y se construye el claustro y la iglesia, a lo largo del claustro y de los distintos pasillos del recinto se encuentran 171 placas de cerámica con la oración del padrenuestro en distintos idiomas, me llamó la atención la que está en aragonés y en asturiano.

 

 

Bajando por el monte de los olivos llegamos al Dominus Flevit, una pequeña capilla que conmemora el llanto de Jesús al ver la ciudad de Jerusalén y saber que un día quedaría destruida.

 

 

Muy cerca se encuentra el Santuario de Getsemaní, formado por cuatro lugares distintos cada uno con un significado, la gruta de Getsemaní, la iglesia de la tumba de la Virgen María, el huerto de Getsemaní y la Basílica de la Agonía.
Según el evangelio la gruta de Getsemaní es el lugar donde Jesús fue después de la última cena con sus discípulos, en esta gruta siempre hay hojas bendecidas de olivo procedente del huerto. Al lado se encuentra la Iglesia de la Tumba de la Virgen María, es de culto ortodoxo y en este lugar está el sepulcro de la Virgen y el lugar donde se produjo la asunción. El huerto de Getsemaní consta de olivos milenarios conservados como reliquias, en este lugar es donde Jesús fue traicionado con Judas. Rodeando el huerto se encuentra la Basílica de la Agonía, fue construida para conservar el lugar que nos recuerda la oración de Jesús y su sufrimiento en la noche del Jueves Santo. Son tres las basílicas que se han construido a lo largo de la historia. La basílica bizantina, construida en tiempo de Teodosio en el siglo IV, en la nave central se situaba la roca de la agonía, tenía un pavimento de mosaico y fue destruida en el 614 D.C.. La basílica cruzada, construida en el siglo XII, fue destruida por Saladino.La nueva basílica, construida entre 1920 y 1924, conocida por el nombre de Iglesia de las naciones sigue la orientación y la planta de la basílica bizantina, las vidrieras son de alabastro y proporcionan penumbra emulando la noche de la agonía, creando un clima de oración y misticismo, la roca de la agonía se encuentra delante del altar.

 

 

Seguimos hacia la Puerta de los leones, nada más atravesarla se encuentra la Iglesia donde nació la Virgen María, resulta curioso que se encuentren tan cerca su tumba y su lugar de nacimiento.

 

 

 

Continuamos hacia la Vía Dolorosa, es el camino que recorrió Jesucristo con la cruz a cuestas desde donde lo sentenció Poncio Pilatos hasta el Calvario. Este Vía Crucis ha sufrido bastantes cambios desde el siglo VII, inicialmente se realizada una procesión desde el huerto de Getsemaní hasta el Calvario, posteriormente se empezaron a realizar paradas recordando la pasión de Cristo. En la Edad Media, después del Cisma de Occidente se realizaban dos recorridos. En el siglo XIV los franciscanos lo comenzaban en el Santo Sepulcro, dos siglos después quedó el recorrido actual, siguiendo de forma cronológica como se sucedieron los acontecimientos.
El Vía Crucis tiene catorce estaciones, están marcadas todas con una placa metálica, la primera estación es el lugar donde Poncio Pilatos condenó a Jesús, en la segunda estación Jesús recibe la cruz, la tercera estación es donde se produjo la primera caída, en la cuarta estación Jesús reconoce a su madre entre la gente, en la quinta estación Simón ayuda a llevar la cruz a Cristo, en la sexta estación la Verónica limpia el rostro de Jesús, la séptima estación marca la segunda caída de Jesús, la octava está marcada en la pared como el lugar en el que Jesús les dijo a las mujeres que no lloraran por él, en la novena Jesús cae por tercera vez. Las cinco estaciones que quedan se encuentran dentro de la iglesia de Santo sepulcro. Recomiendo atravesar el monasterio etíope y se llega a la entrada de la Iglesia.

 

 

La Iglesia del Santo Sepulcro, está levantada en el lugar donde se produjo la crucifixión, muerte y resurrección de Jesucristo.
Siguiendo el Vía Crucis en la estación décima Jesús fue despojado de sus vestiduras, en la estación undécima es clavado en la cruz, la estación duodécima corresponde a su muerte, la décimo tercera es bajado de la cruz y la última, la décimo cuarta es colocado en el sepulcro.
A la entrada en la iglesia se encuentra la piedra de unción, es una piedra de mármol en la que colocaron el cuerpo de Jesús muerto y lo prepararon para llevarlo al sepulcro. Llama la atención el fervor de todos los peregrinos que se postran ante la piedra, rezan y ponen encima velas y topo tipo de souvenirs. La piedra actual es del siglo XVIII.
A la derecha de esta piedra se suben unas escaleras y se accede al Gólgota o capilla del Calvario, debajo del altar se encuentra la piedra en la que se colocó la cruz, marca el lugar donde Jesús murió.
A la izquierda de la piedra de la unción se encuentra el santo sepulcro, se accede a una antesala donde se encuentra un trozo de piedra del sepulcro, de allí se pasa a la tumba, un espacio pequeño en el que solo caben tres personas, un monje copto controla el acceso, no deja realizar fotos y se puede permanecer allí menos de un minuto.
Me imaginaba que este lugar debería de ser un sitio místico en el que el silencio lo llenara todo y donde el ambiente invitara a la reflexión y al recogimiento, no fue el caso, me pareció un ir y venir de gente la mayoría emocionada más preocupada por tocar todo y sacar fotos que por el significado de este lugar.
Lo que más me gustó fue la capilla de la Vera Cruz, en la parte baja de la iglesia, es donde encontraron tres cruces enterradas.

 

 

Como curiosidad esta iglesia es administrada de forma conjunta por católicos, griegos, armenios, sirios, coptos y etíopes ortodoxos, sus disputas entre ellos han hecho que la llave de la iglesia la tenga la familia musulmana Nusseibeh desde el siglo XII.

Al día siguiente realizamos la ruta por el Monte de Sión, comenzamos por el Cenáculo, es el lugar donde se realizó la última cena, inicialmente era una iglesia, posteriormente con la invasión otomana se convirtió en mezquita.

 

 

Saliendo al jardín se accede a otra estancia donde se encuentra la Tumba de David, el espacio tiene dos entradas, una para hombres y otra para mujeres, llama la atención el fervor con el que rezan, cantan y se lamentan los judíos ante esta tumba.

 

 

Muy cerca se encuentra la Iglesia de la dormición, en este lugar es donde murió la Virgen María, destacar los mosaicos de las paredes y los del suelo con los símbolos del zodiaco, la cripta me pareció muy tétrica por la luz, por la decoración y por la posición de la estatua de la Virgen.

 

 

 

Por último salimos del Monte de Sión y pasamos por la Cámara del Holocausto, este lugar sí que sobrecoge, entre las lápidas de los judíos se encuentran rollos de la Torah manchados de sangre, una chaqueta realizada con pedazos del texto sagrado y una réplica de los hornos crematorios, destaca el candelabro memorial a 6 millones de judíos muertos en el Holocausto.

 

 

Posted in Israel by mecastroseiros 20 Feb, 2017 1 Comment »

Una respuesta a “Jerusalén. Ruta cristiana y Monte de Sión.”

  1. pepe dice:

    Hay una foto en el primer bloque que me tiene anonadado. No sé si es una fotochopada tuya, que está tomada en un ángulo ultraexcéntrico o que ya son casi las cinco de la mañana y los “hogos” me hacen chiribitas….¿será posible el peazo arcón que han puesto para “donations”? Anda que la recaudación debe salirles para BMW diario.

    Lástima lo del monje copto…¿no pudiste sobornarle? …
    Pero claro, si para “donations” tienes que soltar un potosí, para sobornarle ya tendrías que hacerlo con la Mastecard, uf…

  2. […] 3. Jerusalén, ruta cristiana. Comenzamos en el Monte de los Olivos por la Iglesia de la Ascensión, Mezquita de la Ascensión, […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *