El Castillo de Bran o Castillo de Drácula

El castillo de Bran está situado en la localidad de Bran, fue construido en 1211 por los Caballeros Teutónicos como un puesto de control fronterizo entre Transilvania y Valaquia y sirvió como defensa de los ataque de los turcos. Posteriormente en 1388 los sajones acabaron la construcción del castillo en el mismo emplazamiento, en 1407 el castillo fue donado a cambio de lealtad a los príncipes de Transilvania, a lo largo del siglo XV sufrió varios ataques por parte de los turcos y siguió funcionando como centro fronterizo. Entre los siglos XVII y principios XIX dejo de ser puesto fronterizo, sufrió un incendio y cayó en decadencia hasta que se restauró y se convirtió en residencia de la Reina María en 1920, después fue la residencia de verano de los monarcas hasta 1932. Desde 1956 el castillo es un museo.

 

 

Por otra parte el castillo es conocido como el Castillo de Drácula, en realidad no tiene nada que ver, pero si que la novela “Drácula” de Bram Stocker está ambientada en un castillo que podría ser este, así como el personaje principal es un Conde de Transilvania cuyo nombre deriva de la Orden del cruzado dragón a la cual pertenecía Vlad Tepes III (El Empalador). El resto de la historia de vampiros forma parte de la creencia popular.
Sin duda, el emplazamiento del castillo en lo alto de una colina , su aspecto de fortaleza y su cruz en la entrada proyecta una imagen inquietante. El interior del castillo está compuesto por habitaciones construidas en distintos niveles y lleno de pasillos y pasadizos estrechos. Destaca el patio central por su original terraza y las buenas vistas. El mobiliario es de la época en la que fue residencia de la Reina María.

 

 

Posted in Rumanía, Transilvania by mecastroseiros 30 Sep, 2015 No Comments »

0 respuestas a “El Castillo de Bran o Castillo de Drácula”

  1. […] y comenzamos ruta, paramos en Sinaia para visitar al Castillo de Peles, en Bram para ver el Castillo de Drácula y en Brasov para visitar el centro histórico, la iglesia negra y la calle mas estrecha de […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *