Belén

Lo primero un apunte de cómo llegar, nosotros fuimos a Belén desde Jerusalén en el coche que habíamos alquilado, llegamos hasta la zona del muro, hay un control policial con un valla abierta, al acercarnos enseñamos los pasaportes desde la ventanilla y nos dijeron que avanzáramos. Llegamos hasta el centro y aparcamos el coche en un parking al aire libre cerca de la Plaza principal, la plaza Manger.

En dicha plaza se encuentra la Basílica de la Natividad, fue construida por el emperador Constantino en el siglo IV, Justiniano en el siglo VI la remodeló y posteriormente los cruzados la decoraron con frescos. La puerta de entrada se llama de la humildad y cumple dos misiones, la primera recordar que entramos al lugar donde nació Jesucristo y la segunda como protección ante posibles invasores. Se atraviesa la nave central y se baja a la gruta de la Natividad, una estrella de plata de catorce puntas marca el lugar donde se cree que nació Jesús.

 

 

La Iglesia esta comunicada por un patio con al monasterio armenio y por un pasadizo a la iglesia de Santa Catalina, en ésta última es donde se realiza la misa del Gallo todos los años.

 

 

 

Saliendo de la iglesia se recorre la calle de los artesanos, está llena de tiendas con Belenes y adornos navideños realizados en madera de olivo, aunque el precio marcado es alto y está en dólares, siempre preguntan de qué nacionalidad eres y van bajando el precio.
Al final de la calle se llega a la Gruta de la leche, es una pequeña iglesia de piedra blanca en la que según la tradición se derramó una gota de leche a la Virgen María mientras amamantaba a Jesús y la piedra se volvió blanca. La gruta tiene un altar pequeño y varias imágenes de la Virgen, esta gruta está unida al convento de las perpetuas adoratrices.

 

 

Tengo que decir que así como la Basílica del Santo sepulcro me defraudó, Belén me sorprendió por el ambiente y por la amabilidad de sus gentes, tanto en las iglesias como en los comercios.

Posted in Palestina by mecastroseiros 06 Mar, 2017 No Comments »

0 respuestas a “Belén”

  1. […] 5. Jerusalén- Belén– Monasterios- Jericó. Vamos con el coche a Belén, donde visitamos la Basílica de la […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *