Tokyo

 

El primer día lo dedicamos al este de la ciudad, comenzamos por el Templo de Sensoji. Este templo está situado en el barrio de Asakusa, su construcción se realizó en el siglo VII y es el templo más antiguo de Tokyo. Está dedicado a la diosa Kannon, se accede por la puerta de Kamminariom, a cada lado de la puerta se encuentran el dios del trueno (Raijin) y el dios del viento (Fujin) y en el centro está colgado el farolillo más grande de Japón. El templo está formado por distintos templetes, jardines decorados con estatuas y una pagoda de cinco pisos. Según la tradición el humo del incensario en el centro del paseo cura a los enfermos.

 

 

Desde aquí nos vamos hacia el Metropolitan Government Building (City Hall), es la sede del ayuntamiento de Tokyo, el edificio mide 243 m y es uno de los más altos de la ciudad, existen dos miradores, uno en la torre norte y otro en la sur, la entrada es gratuita y las vistas son espectaculares.

 

 

Seguimos nuestra ruta hacia el Templo Zojoji, está situado al lado de la torre de Tokyo, fue construido en el siglo XIV y pertenece al budismo Jodo, en su época de esplendor había 48 templos y más de 3000 monjes, durante la segunda guerra mundial el complejo quedo destruido y solo se ha reconstruido una pequeña parte. Lo que más llama la atención de este sitio son las estatuas warabe Jizo, estas figuras de piedra vestidas con ropa y gorros y adornadas de flores y molinillos protegen a los bebés que nacieron muertos y a los que murieron durante el parto.

 

 

Acabamos nuestro recorrido el primer día en Odaiba, es una isla artificial construida a finales del siglo pasado y en estos momentos es el centro de ocio de moda de la ciudad, hay centros comerciales, restaurantes, playas, varios museos y hasta una réplica de estatua de la libertad.

 

 

El segundo día madrugamos para ir al Mercado Tsukiji, está situado en el barrio de Ginza y es el mercado de pescado más grande del mundo, paseamos por los distintos puestos sin problema y llegamos hasta la nave donde se realiza la subasta del atún, se ve un gran trasiego de atunes de un lado para otro en pequeños carritos, me llamó la atención que estuviera ya congelado, tengo que decir que la subasta la vimos de casualidad, en todas las guías aseguraban que se podía estar allí pero ahora lo han restringido, solo se puede visitar el mercado a partir de las 9:00.

 

 

El resto del día lo dedicamos a visitar los barrios de Akiabara y Shibuya. Akiabara es el barrio más friki de la ciudad, las tiendas manga y los grandes centros comerciales de tecnología se mezclan con los restaurantes Maid Café. En estos establecimientos además de comer o cenar, las Chicas Maid Café vestidas como sirvientas ofrecen distinto servicios, te pueden leer un cuento, darte la comida como a un bebé, jugar a moe-moe-janken (piedra-papel-tijera) o que te limpien los oídos, nada de sexo. Me cuesta entender que altos ejecutivos entren en estos sitios para estas cosas, pero Japón es lo que tiene, en los bares en lugar de tomarte un tinto de verano o una cerveza, te pueden leer un cuento, tomar oxigeno o jugar con un gato.

 

 

Shibuya es la parte más comercial de la ciudad, su famoso cruce sin duda es un espectáculo del que hay que disfrutar, se siente lo dinámica que es esta ciudad.

 

Posted in Japón, slides by mecastroseiros 05 Jul, 2017 No Comments »

0 respuestas a “Tokyo”

  1. […] 11.Tokyo. Recorremos los barrios de Asakusa, Marumonchi y […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *