San La Muerte

San La Muerte, Señor La Muerte, Nuestro Señor de la Buena Muerte, Santo Esqueleto o simplemente El Santito, es un culto popular en la región de Corrientes en Argentina.

 

 

Para saber de donde viene este culto nos tenemos que remontar a los jesuitas, a la fundación de las misiones en el nordeste argentino y en el sur paraguayo y posteriormente a su expulsión de la Cuenca de la Plata decretada por Carlos III.
Los guaraníes ya sin los jesuitas tomaron las imágenes y esculturas de las iglesias y salieron huyendo hacia la selva. Una de las imágenes era un tríptico que representaba la Tentación de Jesús en el Templo de Salomón, uno de los cuadros representaba a Jesús, otro al Diablo y otro a la muerte, los indios se repartieron los cuadros y de esta forma cada uno por su lado siguió efectuando el culto al cuadro que tenia, esto dio lugar al culto de San Diablo y al culto de San La Muerte.
Los seguidores de San La Muerte, utilizan un amuleto o talismán para protegerse del mal, una pequeña figura que representa a un esqueleto de pie, sentado o en posición fetal, lleva una guadaña y una capa que puede ser negra, roja o blanca, se lo cuelgan al cuello o se lo incrustan en el brazo.
El material utilizado para su realización es madera, plomo de una bala de una persona que haya sido asesinada, arcilla cocida en viernes Santo o huesos humanos.
Para que el esqueleto tallado sea efectivo tiene que ser consagrado, se puede hacer de varias maneras, una poniendo la figurita en el altar de la iglesia durante toda la noche, otra metiéndolo en una vela para que reciba la bendición siete veces en iglesias distintas.
A San La Muerte se le pide lo mismo que ha cualquier santo, salud, trabajo, protección, dinero pero ademas se le puede pedir daño para otra persona.
Existen dos tipos de culto, uno privado y otro público, el privado se reza los martes y viernes y se enciende velas rojas o negras, si lo que se pide es el bien habrá un crucifijo al lado, si se le pide el mal el Santito estará tapado.
Para el culto publico la imagen posee un altar al que se le llevan claveles rojos e igualmente se encienden velas rojas, negras o blancas.
Si la plegaria es para hacer el bien se realiza antes de las doce la noche, si es para hacer el mal se realiza después de dicha hora.
Con el tiempo este culto se extendió hacia Brasil y Uruguay, allí el Santito recibe como ofrenda comida siempre acompañada de azúcar.
En México también se le rinde culto y allí la imágenes se bendicen con polvo de oro y mezcal y se la conoce como La Niña Blanca , La Flaca o La Jefa de las jefas.
El 20 de agosto es cuando se celebra San La Muerte, en las casas donde tiene un altar público se realizan procesiones, ofrendas, bailes y comidas.
Sus seguidores afirman que es el santo mas justo, puesto que iguala a todos y que, en un mundo donde no te puedes fiar de nada solo te queda confiar en la muerte.No deja de ser un culto de anónimos, de amantes a lo desconocido y a lo mágico y la mayoría de sus seguidores son presos o narcotraficantes.

 

 

 

Una de las oraciones mas antiguas es esta.
¡Oh, San La Muerte! Espíritu esquelético,
Poderosísimo y fuerte por demás;
Como de un Sansón es tu majestad,
Indispensable en los momentos de peligro,
mi abogado te nombro como el mejor,
Yo te invoco seguro de tu bondad.

 

Me hubiera gustado visitar algún altar pero me fue imposible, por contra en la ciudad de Presidencia Roque Sáez Peña, encontré una santería donde ademas de contarme varias cosas pude comprar la imagen y la cinta que aparece en este post.
Posted in Cementerios, Necroturismo by mecastroseiros 20 Ago, 2012 1 Comment »

Una respuesta a “San La Muerte”

  1. CRISTINA dice:

    oh…my god!!!Y yo teniendo toda la parafernalia, incluido el librito de oraciones, y va y se me pasa la fecha!!!!!Espero que San La Muerte me perdone.Por mucha globalización que haya y por mucho Internet, sigue habiendo "cosas" que necesitan del vivo y el directo para conocerlas, entenderlas, vivirlas….Vamos, como haces tú con tantas y tantas cosas y como has hecho con toda esta movida del San La Muerte.Un lujo que después nos lo transmitas todo a los demás.Besossssssss y amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *