Khartoum y Omdurman

Empezamos nuestro viaje en Khartoum, capital de Sudán y ciudad donde se juntan el Nilo Azul y el Nilo Blanco.

Nuestra primera visita fue al Museo de arqueología, no es muy grande ni tiene muchas piezas valiosas pero sí que resulta interesante para hacerse una idea de la historia del país y de sus yacimientos más importantes. A lo largo de la sala principal se pueden ver estatuas, pequeñas esfinges, altares, utensilios de uso cotidiano, así como diferentes piezas de joyería de las ciudades de Kerma, Karima, Meroe y Dongola, todas ellas fueron capitales de Sudán.
En el patio central del museo, en un edificio anexo, se encuentra el Templo Buhen, originalmente fue construido por la reina Hatshepsut en el año 1500 A.C. y posteriormente fue reformado Tutmosis III, destacan los bajo relieves que conservan su color original y que representan al rey realizando ofrendas a los dioses. Este templo fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

 

 

Después de ver el museo, cruzamos el Nilo y nos dirigimos a Omdurman, es la zona más antigua de Khartoum. Visitamos la casa del Califa (solo abre los viernes y los sábados), es una casa sencilla donde vivió Muhammad Ahmad conocido por el Madhi, fue el que acabó con la ocupación egipcia en Sudán. La casa está reconvertida en un museo en el que se pueden recorrer las diferentes estancias y habitaciones, todas están decoradas con muebles y utensilios de finales el siglo XIX.

 

 

Enfrente de la casa se encuentra el Mausoleo de El Madhi, fue construido en 1887 y no se puede acceder al interior.

 

 

Para acabar el día, nos acercamos al cementerio de Omdurman, fuimos allí porque todos los viernes se celebra la ceremonia Halgt Zikr delante del Mausoleo del sufí Ahmed Al Nil. Una hora antes de la apuesta de sol comienza la ceremonia. Van llegando al cementerio santones y derviches para realizar su ritual, delante del mausoleo se colocan en círculo, cantan y mueven los codos hacia delante y detrás repitiendo un mantra constante. En el centro los derviches ataviados con trajes verdes y rojos dan vueltas al son de la música y los cantos, algunos de ellos llevan incienso encendido. El ambiente es mágico, se crea una especie de misticismo y trance colectivo que invita a cantar y bailar. En cuanto el sol se pone, se para de cantar, de bailar y se hace el silencio, la mayoría de los derviches aprovechan para realizar las última oraciones de día, nosotros disfrutamos del ambiente y aprovechamos para realizar las últimas fotos del día.

 

 

Posted in slides, Sudán by mecastroseiros 14 Ago, 2017 No Comments »

0 respuestas a “Khartoum y Omdurman”

  1. […] 2. Khartoum y Omdurman Visitamos el museo arqueológico, la ciudad de Omdurman y a la puesta del sol fuimos al cementerio […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *