Gueto judío de Budapest

 

 

El gueto judío de Budapest abarca las calles adyacentes donde se encuentra la gran sinagoga o Dohány utca, su construcción se realizó en el siglo pasado y es la sinagoga mas grande de Europa. En el patio se encuentra el monumento al holocausto y un árbol de metal con los nombres de todos los fallecidos, debajo hay una gran fosa común y a lo largo de todo el patio están colocadas distintas lápidas.

 

 

Muy cerca de la Gran Sinagoga, se encuentra la sinagoga Rumbach, el edificio actualmente esta en fase de restauración y su interior se ha reconvertido en un gran espacio cultural.
 

 

Las casas que forman el barrio están en su mayoría en bastante mal estado, y su distribución es lo que nosotros conocemos como corralas, los patios se conectan de una manzana a otra. En el exterior de las fachadas se pueden observar restos de disparos.

 

 

Para conocer la historia de este gueto haya un remontares a los años 30, durante estos años se legislaron leyes en contra de los judíos, no podían ser gerentes de empresas, ni ir a cines ni baños públicos, tampoco podían comprar en tiendas de cristianos.
Se fue creando el barrio, las casa eran marcadas con una estrella amarilla y posteriormente se construyo un muro, de tal forma que los judíos que allí vivían no podían salir de allí.
Durante la ocupación alemana en 1944 el gueto fue tomado por los nazis y el 60% de la población judía fue enviada a distintos campos de concentración.
Para finalizar el recorrido por el gueto nos acercamos a la pastelería Fröhlich Cukrászda y probamos el pastel típico, el flódni, que consta de tres capa, una base de mazapán, la capa central de semillas de amapola y la última capa de manzana.

 

 

Posted in Budapest, Hungría by mecastroseiros 19 Nov, 2012 7 Comments »

7 respuestas a “Gueto judío de Budapest”

  1. Fernanda dice:

    Veo este gueto e inevitablemente las fotos de las paredes me remiten a la película El Pianista (aunque podrían ser otras). Sin embargo, más triste me pongo, cuando pienso en los guetos de hoy en día que sobreviven y se multiplican entre bombas, misiles, refugiados y pateras. Los humanos no aprendimos nada.

  2. Fernanda dice:

    Hola, estuve mirando tu blog estos días. Por un lado, me trajo recuerdos y por otro, ganas de conocer nuevos lugares, por ejemplo Gansu, lugar de China que no conozco pero donde tengo grandes amigos. También he leído sobre la ceremonia de la diosa niña en India, sabía que existía pero lejos estaba de conocer algún testigo directo. Y sobre las mujeres en Irán, existe una notable activista que se llama Shiva Nazar Ahari (no sé si la conoces) pero su historia está en internet. Un saludo!

  3. Fernanda dice:

    Por cierto, me he reído mucho cuando me cuenta que la única entrada que hay sobre Argentina es la de San La Muerte…

  4. Bleid dice:

    Me han hablado de este lugar como uno de los mejores de BudapestMe lo apuntoSaludos

  5. Guauuuuu!!! Se me ponen los pelos de punta al leer este post. Son cosas que solo ves en películas, tiene que impresionar un montón ir a este lugar y ver que todo esto ha sido real.Las fotos…muy buenas!

  6. A mi también me ha recordado a El Pianista, aún no he visitado Budapest, habrá que apuntarlo en un próximo destino. Saludos viajeros

  7. M.Eugenia dice:

    Fernanda. No aprendimos nada y lo peor es que todo se repetirá, en otro lugar y por otro motivo.Tengo que escribir mas de Argentina, todo el norte.Bleid. Merece la pena pasearse por allí.AMPA .Esa es la pena que todo fue real , igual que el genocidio de Ruanda o lo que se ve en el museo del genocidio de Phnom Penh, lamentablemente no aprendemos..Paco. Si es verdad que recuerda a El Pianista.

  8. […] de San Esteban, a la ciudad de Buda, al hospital búker, a las cuevas Pàlvögyi , un paseo por el gueto judío, el mercado o el Memento Park. También tendremos ratos de ocio realizando catas  de pálinka o un […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *