Dunhuang. Las cuevas de Mogao y las dunas de Mingsha .

 

 

Dunhuang pertenece a la  provincia de Gansu, ésta provincia forma el paso natural entre el este de China y el oeste ya que se encuentra encajonada entre el desierto de Gobi y la cordillera del Quilian (Pasaje de Hexi). Es una de las regiones mas áridas y pobre a pesar de tener yacimientos de petróleo, carbón, níquel, plomo, platino, cromo y mármol.

La ciudad de Dunhuang es conocida como “el pequeño Pekín”, fue una ciudad próspera de la ruta de la seda debido a su situación geográfica, en este punto la ruta de la seda se bifurca hacia el oeste por el norte y por el sur bordeando el desierto de Taklamakán, este tramo era el más temido por las caravanas ya que se adentraban en el desierto para realizar una travesía de unos 2.500 Km en 30 días, así que antes se hacía una parada obligatoria en Las Cuevas de Mogao, situadas en las colinas de Mingsha, la primera gruta se construyó en el S. IV cuando un monje tuvo una aparición de Buda, sucesivamente se fueron construyendo las distintas grutas, la mayoría para pedir protección o expresar gratitud.

 

La imágenes de Buda tienen distintas influencias, en las greco-indias destaca su expresividad, caras largas y manos grandes, las de influencia china carecen de expresión, las caras muy redondas y las orejas grandes. Otras estatuas tienen mas apariencia humana que divina por el carácter doméstico y cotidiano que tiene la disposición.

 

Las diferencias de tamaño son apreciables, desde Budas tamaño miniatura recubriendo paredes enteras hasta dos colosales Budas de 24 y 36 m de altura hechos en estuco policromado.

 

Destaca el conjunto del Buda de la luz infinita, consta de un Buda tumbado que preside un grupo de bodhisattvas y discípulos, el conjunto de estatuas además de ser realmente espectacular transmite espiritualidad.

 

Las pinturas están hechas a base de pigmentos naturales, malaquita, ocre y lapislázuli, la mayoría son de Buda pero también se observan mandalas (símbolo tibetano del cosmos), apsaras (bailarinas celestiales), ángeles hinduistas, flores de loto, aves fénix y dragones.

 

Los números hablan por si solos 492 grutas, 45.000 frescos, 2.000 estatuas y 50.000 manuscritos religiosos, históricos, literarios, artísticos, matemáticos, económicos y médicos, así como documentos en sánscrito, tibetano, uigur, turco y judeo persa, pinturas en seda y el primer libro impreso en el mundo.

 

Solo se pueden hacer fotos desde fuera, así que no hay ninguna foto de todo lo descrito, realmente una pena.

 

 

Muy cerca se encuentran las dunas de Mingsha donde se contempla una de las imágenes mas bellas del desierto del Gobi, entre dos dunas de 250 m se encuentra un templo budista y el lago de la luna creciente, está imagen idílica queda empañada por la cantidad de japoneses con botas de plástico naranja moviéndose como auténticos enjambres de abejasy por el hecho poner puertas al desierto (entrada previo pago). A pesar de ello disfruté de una experiencia inolvidable, observar la inmensidad de las dunas, el templo, el lago y el atardecer desde un ultraligero.

 

 

Por la noche paseo por el mercado

 

 

Desde aquí seguimos por carretera adentrándonos en el desierto del Gobi con destino a Jiayuguan.

Posted in China. Ruta de la seda by mecastroseiros 15 Dic, 2008 7 Comments »

7 respuestas a “Dunhuang. Las cuevas de Mogao y las dunas de Mingsha .”

  1. Duba dice:

    ¡que maravilla de imágenes! … y todos esos nombres evocadores… recordando un viaje tan alucinante se sobrelleva mejor la tediosa oficina y los compañeros petardos.Besos.

  2. CRISTINA dice:

    ¡¡Preciosas las fotos!!Y genial el post.No había visto las fotos del ultraligero.¿En cuántos medios de transporte has ido?Besos.

  3. ¡Que asquerosa! Perdona el impetu pero vete montando en ultraligero y sobrevolando el Gobi… Davenme ganes de afogate de la embidia que te estaba teniendo. ESpectacular, de verdad (Fotos y comentarios) Lo que no entiendo muy bien ye lo de las botas de los japoneses ¿Que era para distinguirse de los demas turistas, para saber que grupo era cada cual…Para que? No hay quien entienda a los habitantes del pais sol naciente.Un besu guapa. Esperamos con ansia el siguiente capitulo.

  4. Anonymous dice:

    Lo de los japos sí que es intrigante. Mira, lo mismo sí voy a Japón a bobiboquear viéndoles. Será posible cómo van vestidos los tíos….Allí sí que puedo alucinar.Entristecíame viendo tu cara bajo el casco comu, (qué momento tan duro, guapa, con lo que tú eres, qué momento de debilidad tuviste y cómo te vemos: ánimo, no dejes de apoyarte en tus amigos para superar estos trances) cuando he reído a mandíbula batiente con la franca salida de castellano viejo de Kaco, que viendo las fotos del ultra y del salto en paracaídas me dice: «Pepe no valemos pa ná». Cosa que ya sé, pero que me confirma que te mereces, torera, muchas orejas y rabos (ejem…) Cuando he visto la foto del lago me he acordado del perro de mi vecino (no él, sino ello), que cuando mea en las farolas deja un charco parecido. Son unos cachondos, fijo.Bueno, guapa, sigo leyéndote. Besazos.Pepe

  5. maravilloso en verdad.otro panorama el que nos muestran tus imagenes.tan cosmopolita y tan tradicional.Y los budas!!!yo que nada mas conocía cerca de tres formas de represantarlos.luego supongo de salir de una zona arida y entrar a una ciudad de siglo XXI…espero que tu viaje siga de maravilla.es de placer o estas cubriendo alguna cuastion laboral? como los de national geographic?ja. un saludos hasta ese lado del mundo Eugenia. Un abrazo.

  6. Oz Vega dice:

    Wow… definitivamente todo habla por si mismo… qeu gran cultura…Un buda de 26m??? Madre mia!!!!besos y mas besos

  7. M.Eugenia dice:

    Duba, me alegro que mis imágenes sirvan para llevar mejor el tema del curro,en cuanto pueda subo la siguiente ciudad.Cristina, las fotos me las hizo Antonio,ya que él no se quiso subir al ultraligero,dudaba si el piloto tendría carnet o si pasaba las reviones correctamente, yo simplemente pensé que no era el momento de preguntarse si pasaba el ISO 9001.Dañel, mira que eres….con lo mala que es la envidia. Lo de los japoneses y sus botas naranjas es para que no se les llenen los pies de arena….que digo yo, si no quieres mancharte de arena no vayas al desierto… lo que dices, muy raritos.A ver si en el siguiente capítulo se te pasa el ataque de envidia.Pepe,.. que lo del ultra lo podías hacer el Kco y tú aquí pero sin el casco comu vais a perder mucho…jejejejjejeAlejandro Breck,el viaje es de placer, ya me gustaría a mi trabajar para National Geografic…Oz Vega..tienes toda la razón, es una pena que no dejaran hacer fotos.Besos

  8. […] Sobrevolar el desierto del Gobi en ultraligero en China. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.